Una de nuestras actividades favoritas viajando por el mundo es conocer su verdadera cultura. En sus mercados, entre su gente, costumbres y gastronomía es la mejor manera de hacerlo. Aunque la elección no fue fácil, te contamos cuál es nuestro Top 10 de mercados locales del mundo. Si viajas a estos lugares no podes dejar de visitarlos.

1. Mercado Flotante Damnoen Saduak – Bangkok, Tailandia

Turístico? Si! Incomparable? También. Si bien hay muchos mercados flotantes en este país, nosotros visitamos el Damnoen Saduak cerca de Bangkok. Un paseo para observar, comer y sacar fotos. Balsas de madera con comercios de lo que se te ocurra, hasta cocinas móviles! En este paseo poco tradicional podes degustar platos thais a bordo mientras te llevan a navegar por los canales coloridos.

Aunque se puede hacer «por solo» y sin tour, no vale la pena el esfuerzo. Tardamos el doble de tiempo en llegar en transporte público (no muchos turistas van solos y no hay un servicio directo) y nos salió lo mismo que si hubiéramos contratado una agencia.

Así que si te querés simplificar la vida podes contratar el tour al Mercado Flotante de Bangkok aquí.

2. Shuk Mahane Yehuda – Jerusalén, Israel

Donde las piedras también hablan. De los mercados locales del mundo que hemos visitado, los que más nos gustaron fueron los «Shuk» de Israel.

Baratijas, joyas, narguiles, cultura, shawarmas y falafel. Especias con aromas únicos, artículos judíos y árabes entre negociaciones y regateos. Callejear por el casco histórico, rezar ante el Muro de los lamentos o en el Santo Sepulcro son los bonus track de este imperdible mercado.

Es una actividad para pasar el día entero caminando, observando y disfrutando la multiculturalidad.

3. Red Garden – Penang, Malasia

Te gusta comer? Esta ciudad es el paraíso gastronómico del país.

Hay muchos mercados, pero el Red Garden tiene gran variedad de comida  Malaya exquisita. El plato más recomendado es el Penang Laksa (nombrado uno de los 50 platos más deliciosos del mundo por la CNN) que justificaría estar en el puesto número 1. Pescado, noodles, chillies, tamarindo, lemongrass y otras especias secretas. Se me hace agua la boca!

4. Long Bien Market – Hanoi, Vietnam

Para locales y turistas, un lugar donde empaparse de cultura. Vietnamitas y extranjero compran sus frutas y verduras. Cuanto más temprano más acción. Llevá la cámara porque los colores, los vestidos y la gente hacen cada esquina una escena.

5. Mercado Américas – Quito Ecuador:

Más de 100 especies distintas desde flores, desde margaritas hasta rosas con 9 tonalidades por pétalo. Un almuerzo de Hornado, el tradicional cerdo a las brazas acompañado de salsas, llapingachos, plátano maduro frito y otros vegetales y terminar con un licuado o fruta fresca con el sabor mas delicioso que hayas probado!.

6. Sukawati Art Market – Bali, Indonesia

Sukawati Art Market o a cualquiera que vayas! Vas a querer despachar un container directo a tu casa con estas obras de arte que no podes creer! Tallado en madera, pinturas, vidrio, artesanía y arte, arte y arte! Imposible no llevarte algo aunque esto signifique sacrificar alguna prenda para hacer lugar.

7. Chacktuchak – Bangkok,Tailandia

Un laberinto con más de 8000 puestos, tan grande que no vas a encontrar lo que buscas pero verás cosas que nunca supiste que querías. Preparate para el regateo y pasar un día rodeado de estatuas de Buda, chucherías, ropa, comida y animales. Sólo abre los fines de semana!

8. Paharganj (Main Bazaar) – Delhi, India

El desafío es caminar recto por esta única calle lineal… los rickshaw (mototaxis), bicis, vacas, turistas y el caos son parte del mercadillo donde encontras un poco de todo al precio más económico de la ciudad. Ubicado en la zona mochilera, con opciones gastronómicas y puestos de todo tipo.

Uno de los mercados locales del mundo más caóticos que hemos visitado, pero lleno de vida, actividad y estrés.

9. Mercado Lanza – La Paz, Bolivia

Como toda la ciudad, su encanto se encuentra en lo intangible. El mercado es un bloque de cemento laberíntico con cuatro pisos accedidos por rampa, cada uno dedicado a una “temática” diferente: carnicerías y verdulerías, joyeros, floristas, libreros, bazar y otros. Nuestro piso preferido fue el de los “kioskos de comida”. Muchos pero muchos puestitos de 3x2mt con cocinas ultra compactas y barras con banquetas para un máximo de 6 personas. La atracción es comer platos simples, tradicionales y muy baratos junto a los locales en una dinámica diferente. El sándwich de molida es el sugerido.

10. Feria de mataderos – Buenos Aires, Argentina

No se si podemos considerarla un mercado local como tal, pero aquí también se respira cultura. Encontramos gastronomía autóctona y una faceta tradicional que la convierte en una parada obligada para visitantes y locales en esta ciudad. Abre sólo los domingos para alegrar a sus visitantes con guitarreadas, danzas típicas, melodías tangueras o chacareras, mates, ponchos, locros, tamales, cultura y otras tradiciones populares.

Porqué ir a los mercados locales?

Pasear por un mercado es una excelente forma de empaparse de la cultura de un país, convirtiéndose en un campo de observación que nos permite involucrarnos en el día a día de sus costumbres.

A vos cual fue el mercado local del mundo que más te gustó? Te escuchamos…

Queres leer un poco más sobre nuestras aventuras en Asia? Click aquí

Para leer sobre nuestro viaje a Oriente podes Leer Aquí

Nuestras aventuras en América aquí

Viajando por Israel

Sin ser ricos ni herederos hemos podido financiar un viaje largo…Hemos recorrido Australia, Nueva Zelanda, todo el Sudeste Asiático, parte de China, India, Israel, Europa y Sud América durante 4 años.
Viajamos en su momento sin niños, lo que permitía ser mas flexibles y arriesgados, aún así, hoy viajamos en nuestra propia casa rodante con un hijo de 3 años y seguimos haciéndolo sin ser millonarios.

Claves para financiar un viaje largo

El mejor aliado de un viaje largo es el tiempo. Viajar sin cronogramas, con fechas flexibles y sin apuros permite optimizar el presupuesto. Sea en paises «baratos» como el Sudeste Asiático u otros mas costosos como Europa, siempre hay manera de ajustar el presupuesto.

El trabajo es clave para poder viajar, juntar dinero o hacerlo en el camino, como sea, hay que saber administrarlo y que el trabajo sirva a tus propósitos y no al revés.

El trabajo en relaición de dependencia estipula muchas veces tu tiempo libre, el sector privado y las leyes gobernantes determinan cuántas vacaciones y días libres mereces por tus 11 meses y medio de trabajo, política con la que no profesamos.

Insistimos en que viajar por largo plazo no tiene que ver con el nível de ingresos que tengamos sino con la simpleza que uno decida hacerlo. Y esto no significa que uno viaje como un vagabundo, deje de consumir o darse algun gusto, sino que se trata de ajustar algunos hábitos y no dejarase llevar por el consumismo que la sociedad de hoy nos propone.

Dejar de aferrarse a lo material y asociar la riqueza con las poseciones, ya que la máxima riqueza que uno puede tener es el TIEMPO… y todos nacemos con esa herencia, es cuestión de saber invertirlo.

Viajar en tren, bus, dedo o barcos es la alternativa económica que elegimos ante el avión, aunque un vuelo de 1 hora signifiquen 15 en barco. Hospedarse en hostels, guesthouses o casas de familia son nuestras opciones ante cadenas hoteleras.

Opciones para ahorrar en un viaje largo

Además hay miles de recursos para gastar menos o incluso viajar «gratis», algunos recursos útiles de ejemplo para ahorrar en un viaje largo:

  • Comprar packs de viajes en vez de todo separado, como el Eurial Pass en Europa.
  • Compartir auto con otros viajeros, en varios países hay distintas apps, en Argentina es Carpoolear (facebook), en Nueva Zelanda o Australia Shareyourride o en Europa Blablacar.
  • Viajar a dedo, aunque algunos lo consideren peligroso hay viajeros que han dado la vuelta al mundo de esta manera (ejemplo Marcando el polo). Nosotros recorrimos México, Colombia y parte de Sudamérica y no solo no fue peligroso sino que conocimos gente local maravillosa que hasta nos invitó a sus hogares.
  • Couchsurfing: comunidad de viajeros que comparte su sofá, habitación extra o cama propia de manera gratuita por el mero intercambio cultural. Lo hemos hecho alrededor de todo el mundo, y hemos hospedado gente en casa también. Es una excelente manera de conocer la realidad de cada lugar mas alla de ahorrar dinero.
  • Cambiar trabajo por hospedaje, limpiando, cocinando, pintando o ayudando como uno sepa, en cualquier parte del mundo.
  • Cuidar casas o mascotas por hospedaje o dinero (house-sitting) lo hacen mucho los chicos de Un viaje de ida (@unviaajedeidaa) .
  • Viajar en casas rodantes por $1… en Nueva Zelanda, Australia y Europa …las empresas de alquiler de motorhome ofrecen «relocation» de autos, vans, motorhome y otros vehículos. O sea traer de regreso a las oficinas de alquiler aquellos vehículos que fueron dejados en un punto diferente al de origen. Se pueden buscar en Google como «transfercar» o «relocation van» o bien por nombres de las empresas como Apollo, Jucy, etc en el pais de interés.

Estilo de vida

Por otro lado, es clave el uso del dinero conciente como forma de vida…Por el precio de un delivery de pizza con cerveza en Buenos Aires podes cenar 10 veces en un puestito callejero de Tailandia (incluso mas rico y mas sano). Con el valor de un alquiler mensual en la ciudad recorres en tren miles de kilómetros en India. Llenar el tanque de nafta del auto equivale por ejemplo a 3 noches de hospedaje en una cabaña en la playa de Vietnam.

Cómo financiamos nuestros viajes largos?

Nuestra experiencia como viajeros empezó en el 2011, después de terminar las carreras universitarias, volamos al pais de la nube blanca y recorrimos en motorhome Nueva Zelanda, con la work and holiday visa trabajamos en ciudades y pueblos de cualquier cosa que nos diera experiencia personal y dinero para sumar kilómetros.

Juntamos kiwis, lavamos autos y habitaciones, fuimos recepcionistas de hoteles, bartenders, mozos, cajeros y varios oficios que nos permitieron involucrarnos en la cultura y realidad de este país que se convertiría en uno de nuestros preferidos en el mundo.


En 2014 volvimos a trabajar en el exterior, esta vez en Australia con la visa de trabajo. Al igual que antes, trabajamos de todo, hasta 15 horas al dia y hasta 3 trabajos paralelos. En Argentina con mucho mucho esfuerzo emprendimos la tienda del viajero y nos permitió seguir ahorrando para cumplir otro sueño.

Hoy viajamos en casa rodante y optimizamos el presupuesto cocinando en vez de ir a restaurantes, durmiendo en sitios públicos y gratuitos en vez de campings, buscando actividades sin costo o bajo precio antes que atracciones caras (aunque tenemos destinados ahorros a algunas esenciales como Perito Moreno, etc). Además en líneas generales elegimos viajar simple.

Se trata de ponerse un objetivo claro y motivador, que en nuestro caso son los viajes. Conociendo los valores de pasajes y /o cantidad de dias disponibles se puede establecer un presupuesto aproximado y comenzar a trabajar por ello.

Muchos ahorran el dinero antes, otros durante. Recursos hay infinitos, manos y mente tenemos todos asi que solo depende de nuestro real deseo y voluntad de cumplir los sueños.

Deja de soñar tu vida y empezá a vivir tus sueños

volver de un viaje largo

Hemos regresado a casa al menos 3 veces en la vida. Hoy, después de 5 meses en casa rodante nos afrontamos una vez más a este sentimiento desolador y nos instalamos en Buenos Aires por un tiempo. Por eso queremos compartir con ustedes esta guía de supervivencia con 10 tips para volver a casa de un viaje largo que ayudaran a sobrellevar este momento.

De todas las aventuras que vivimos viajando, la más difícil es sin dudas la de volver a casa. Es un sinónimo de finalización de una etapa de libertad que te enfrenta a quien una vez fuiste y te obliga a reflexionar. Volver de un viaje largo puede generar depresión, ansiedad y hasta shock cultural en tu propia sociedad.

Volver al mismo lugar no significa en absoluto volver a  donde partiste. Aunque cuando regresamos todo está igual, nosotros ya no somos los mismos. No miramos con los mismos ojos y todo resulta diferente a cuando nos fuimos. Es la sensación de sentirse extraño donde deberíamos estar familiarizados. Todo allí siguió su curso. Es uno el que se fue por un camino alternativo.

Al principio se disfruta de aquellas cosas que extrañábamos, pero en pocos días la emoción se diluye, los amigos ya nos saludaron y lo demás pierde relevancia.

Estos 10 tips para volver a casa después de un viaje largo fueron claves para no caer en la desesperación y depresión que puede generar este momento. Esperamos que les sirvan.

1. Aprovecha a incluir nuevas actividades o costumbres

La rutina es mortal, y recién llegados cargados de puro estímulo es muy difícil de sobrellevarla. Hay que aprovechar entonces para incorporar a nuestra cotidianidad alguna de las experiencias vividas, como idiomas, costumbres o gastronomía.

Nosotros por ejemplo incorporamos muchas recetas sanas de todas partes del mundo con especial atención en una nutrición variada y sustentable.

Incorporamos los palitos chinos en varias comidas y nos descalzamos para entrar a casa. Dejamos de ver la TV porque entendimos que lo que nos muestran es muy diferente a lo que sucede en realidad y pusimos foco en disfrutar la vida sin focalizarnos en trabajar para jubilarnos «seguros» algún día.

2. Afianzar o cerrar vínculos

 Una de las cosas más difíciles para nosotros fue tratar de encajar en nuestro círculo tal como lo hacíamos antes. Amistades de toda la vida con las que ahora nos cuesta sentirnos cómodos.

La diferencia de intereses, la visión de la vida, los objetivos personales y hasta nuestra personalidad cambiada hacen difícil encajar en el rompecabezas que dejamos cuando partimos.

Buscamos nuevos círculos con personas afines, viajeros, inmigrantes, extranjeros con quienes nos sentimos más afín y más motivados.

Cerrar vínculos no significa perder amigos sino seguir por un nuevo camino agradeciendo el recorrido compartido.

3. No volver a la «normalidad»

Aunque hoy desconocemos la nueva normalidad debido a la pandemia del COVID-19, plantearnos volver a lo de antes no es una alternativa. Cuándo volves de un viaje largo es difícil ir a una oficina de 9 a 18hs, trabajar para otro y adaptarse a un sistema tan rígido y rutinario.

Es la oportunidad de emprender, de cambiar y crecer. Nuestra mejor opción fue convertirnos en Nómades digitales, camino que de a poco vamos conociendo y aprendemos al andar.

4. Reflexionar

Conectarse con lo que el viaje nos dejó. Rememorar personas, momentos, anécdotas que nos ayuden a ver la rutina con ojos de viajero. Esto no significa aferrarse al pasado sino  convertir lo aprendido en parte de nuestro presente.

5. Planear el siguiente viaje

Sin dejar de apreciar y valorar el reciente viaje, empezar a pensar el próximo hará que todo valga la pena. No tomar el regreso como definitivo, sino más bien como una escala.

6. Reservarse las memorias

Contar las anécdotas no tiene nada que ver con vivirlas, incluso muchas veces preferimos guardarlas para nosotros mismos porque resulta inútil que entiendan nuestros sentimientos.

Generalmente no contamos a menos que nos pregunten. Te darás cuenta que pocos realmente están interesados y prefieren seguir hablando de lo cotidiano de sus vidas.

Probablemente te presten sus oídos un rato sin mucha atención y te interrumpan para preguntarte cuándo pensás volver a la realidad y que vas a hacer ahora.

Es inútil tratar de explicarles que su estilo de vida no es el único posible. No trates de convencerlos.

7. Minimalismo

Disfrutar de las cosas materiales pero manteniéndonos minimalistas. Hayamos vendido todo o guardado en algún lugar  aprovechemos a vivir con lo justo y necesario. Aunque lo material suele hacer más simple la vida, las posesiones nos atan y enraízan. Te compartimos una nota que escribimos sobre viajes y minimalismo.

Viajando simple
Viajando con niños de manera simple

8. Disfrutar de estar en casa

Tanto nosotros como nuestro hijo de 3 años nos focalizamos en lo positivo de estar de regreso.

Tiziano está feliz con la variedad de juguetes disponibles. También, aunque disfrutaba de su cama convertible de la casa rodante, ama tener su habitación propia aquí. Sacamos provecho a la conectividad wi-fi disponible siempre, la variedad de comercios de la ciudad y ver familia y amigos con quienes compartir momentos.

Disfrutamos de las comodidades de un baño propio, una ducha sin medida y un idioma único. Como todo, hay pros y contras.

9. Home is where your heart is

Hogar es donde está tu corazón. Entendés que sí, existe el hogar cuando viajas, porque no tiene que ver con un techo sino con una sensación de pertenencia y comodidad con vos mismo donde sea que geográficamente te encuentres.

Hogar es donde este tu corazón

10. Darse tiempo

Queremos ver a todos, arrancar proyectos nuevos, tener todo organizado ya. Pero sé paciente con vos mismo, date tiempo para desempacar, organizar y amoldarte. Tomate tiempo a solas, no te sobre exijas. Las cosas se irán acomodando.

Viajar te obliga a conocer tu verdadero ser…Sin compromisos, rutinas y posesiones que dan sentido a tu vida cotidiana te ves forzado a encontrarte dentro tuyo. Te deja libre para ser quien realmente sos y reencontrarte. Te aleja de la rutina y te conecta con el presente. Sos libre de improvisación, para ser tu YO crudo, tu YO puro. Te ayuda a ver costumbres obsoletas y replantear tu forma de vida.

Ya no ves el mundo de la misma manera y ya no sentís la obligación de cumplir el rol social que te fue asignado. Entendes que hay mucho mas allí afuera y que la libertad es en realidad el tesoro más valioso que alguien puede tener.

Esta vez volvimos porque estamos a punto de ser papás por segunda vez y en tiempo de pandemia y cuarentena nos pareció la opción más adecuada. Estar en nuestro departamento con ciertas comodidades nos hará los primeros meses más fáciles. Pero siendo fieles a nuestro espíritu viajero ya estamos planeando el próximo viaje que pronto les contaremos.

Finalmente, les compartimos algunos links que nos gustan mucho y hablan de este tema:

De nuestros Viajeros y escritores favoritos les compartimos esta nota de Dani y Jota de Marcando el polo con su experiencia de regreso a Argentina después de 7 años. 

Para quienes saben inglés, les dejamos este post de Nomadic Matt, el viajero estadounidense por excelencia con su experiencia de regreso y depresión post viaje.

Si les gustan los podcast como a nosotros, les recomendamos este de ALTO VIAJE en donde descontracturadamente charlan sobre volver a casa.

Cómo fueron tus experiencias al volver de un viaje largo? cómo lo sovrellevaste? podes dejarnos tu comentario aquí abajo o escribirnos en nuestras redes sociales

Viajar en avión

Una de las principales preocupaciones de un viajero son los riesgos de contagiarse COVID en un avión, sin embargo, y para alivio de muchos, las chances de contraerlo son realmente bajas.

Pero las medidas preventivas deben ser tomadas desde que salimos de casa y hasta que regresamos, siendo el transporte, el aeropuerto, el hospedaje y las actividades turísticas en el lugar visitado el principal foco de contagio.

En esta nota actualizada a Mayo del 2021 te contamos las medidas incorporadas por las aerolíneas y las sugerencias preventivas de la nueva normalidad en los vuelos.

Riesgos de contagiarse de COVID en un avión


La IATA (International Air Transport Association o en español Asociación de Transporte Aéreo Internacional) confirmó sólo 44 casos de contagio entre los 1.2 billones que volaron entre Enero y Junio del año pasado (2020). O sea caso 1 caso cada 27,3 millones de pasajeros.
Según el pentágono una persona necesita viajar 54 horas continuas con un enfermo para infectarse a bordo de un avión. Y según estudios de la Universidad de Harvard, viajar en avión no es más riesgoso que ir al supermercado.

Viaje en avión durante pandemia COVID

Medidas preventivas de las aerolíneas

Las medidas de sanitización que toman los aeropuertos y aerolíneas convierten la experiencia en casi segura.

  • Barbijo obligatorio: No se permite el abordo sin tapa bocas. Las mascarillas con válvulas, bufandas, pañuelos, badanas y protectores bucales plásticos NO están permitidos en muchas aerolíneas.
  • Aireo: de 20 a 30 veces por hora
  • Filtros HEPA: (High Efficiency Particulate Air) incorporados al sistema de ventilación de la cabina que remueven el 99,9% de virus y bacterias. Este sistema además de limpiar el aire, lo renueva cada 3 minutos, mezclando una porción de aire filtrado al interior de la cabina con aire extraído directamente desde la atmósfera. AQUI podes ver cómo funciona el filtro HEPA explicado por LATAM.
  • Los asientos: Muchas aerolíneas optaron por bloquear el asiento del medio para distanciar a los pasajeros, además, el respaldo funciona como otra barrera.
  • Digitalización: Los pasajes, tarjetas de abordo y algunos procesos migratorios son ahora «Contactless» / sin contacto físico, de manera de reducir un gran foco de contagio.
  • Embarque y desembarque organizado por grupos para evitar aglomeraciones.
  • Servicio de comidas: Muchos la eliminaron en vuelos cortos y otros la adaptaron para reducir la manipulación de alimentos. Dependerá de la aerolínea y la distancia.


Viajar en avión en tiempos de pandemia incluirá llevar equipamiento extra, como alcohol en gel, mascarillas/barbijos y comida envasada o preparada en casa. Algunos de los consejos para hacerlo:

Cómo cuidarse del COVID en un avión

  • Siempre usa tapabocas, elegi uno que te quede cómodo y te permita respirar bien. Un viaje en avión junto a las horas en el aeropuerto pueden significar largas jornadas .
  • Lavate las manos con frecuencia. No solo con alcohol en gel, también podés utilizar toallitas húmedas (las hay con desinfectante como Ayudin o Espadol en Argentina).
  • Mantener la distancia de al menos 2 metros con otros pasajeros que no viajen con vos.
  • Digitaliza todo lo posible: tarjetas de abordo, documentos y todo lo que pueda deducir un contacto físico con otra persona.
  • Tratar en lo posible de elegir vuelos sin escalas o las menos posibles.
  • Llevar su propia comida y bebidas. Cuando te quites el barbijo para tomar o comer, hacelo lo más breve posible.

El futuro de los vuelos después del COVID

Lastimosamente, la IATA no proyecta la recuperación de las aerolíneas al mismo nivel que el 2019 hasta por lo menos el 2024.
Igualmente, viajar en avión no es solo embarcar. Hay que cuidarse en todo aspecto de la vida cotidiana. Los riesgos de contagiarse están en cualquier lado, en un aeropuerto, en un restaurante o en tu propia casa.

Aquí te contamos nuestra experiencia para viajar en tiempos de COVID y hablamos de las alternativas más seguras para hacerlo.

Con esta nota no pretendemos fomentar el descuido sino por el contrario, el turismo responsable y la pronta recuperación de la tercer industria más importante del mundo.

Recordemos que el turismo no consiste solo en ver paisajes y visitar el patrimonio cultural de otros lugares, sino que también depende del apoyo del entorno social, el ámbito comercial y el estilo de vida de esos lugares.

El Coronavirus cambió la forma de vivir, de pensar y sin dudas la manera de viajar. Desde barbijos en el transporte, alcohol en gel en el lobby del hotel, termómetros en cada comercio y hasta la invención de los viajes virtuales. Después de que el turismo tocó fondo, de a poco va reflotando. Nosotros desde nuestra casa rodante y luego de 4 meses en ruta por Argentina te damos consejos para viajar durante la pandemia de COVID.

Mientras en China emergía un virus del que estbamos poco atentos, allí por Diciembre 2019, nosotros sacabamos pasajes a Canadá. Planeabamos recorrer, durante todo Abril 2020, Vancouver en casa rodante. Pero de pronto el Coronavirus fue noticia mundial, los contagios se replicaban en otros países, las fronteras se cerraban y las aerolíneas cancelaban los vuelos, incluso el nuestro.

Las preocupaciones ahora eran el papel higiénico, el desabastecimiento y pasar 15 días de cuarentena hasta que se pase. Pero no pasó. Ya no nos preocupaban las góndolas vacías sino la salud de nuestra familia a quien sin imaginarlo no veríamos por meses. Pensábamos en nuestros amigos y en cómo mantendríamos nuestros emprendimientos. Pensábamos en cómo los restaurantes, hoteles y negocios vivirían con esta desolación. Un panorama tan desesperante como devastador.

Pero la humanidad ha afrontado guerras, pandemias y catástrofes como esta antes y hemos sobrevivido. Asi que que decidimos seguir adelante y salir fortalecidos. Tomamos la decisión de cambiar nuestro estilo de vida y convertirnos en Nomades digitales, viajar por el mundo y adaptarnos a él a medida que la nueva normalidad vaya tomando forma.

Turismo y COVID en el mundo

Desde la Segunda Guerra mundial, era la primera vez que la industria de los viajes se frenaba y dejaba en banca rota a uno de los sectores económicos más importantes del mundo. El turismo es la tercera categoría de exportación más grande del mundo (después de los combustibles y los productos químicos) y en 2019 representó el 7% del comercio mundial.
Las fronteras cerraban y abrían, los controles y requisitos cambiaban constantemente. Viajar al exterior o incluso a otra provincia generaba, y aun lo hace, miles de preguntas con respuestas variantes según el día.
Mi seguro cubre Coronavirus? Y si cierran la frontera de mi país estando afuera? Que pasa con mis vuelos? Debo hacer cuarentena al llegar? Debería siquiera viajar?
No hay respuesta fija a estas preguntas.

Algunos países abrieron la frontera (para todos o para algunas nacionalidades) y sus requisitos varían desde la solicitud de test PCR negativo, cuarentenas estrictas y hasta depósitos en dólares para cubrir eventuales gastos por COVID.
Entonces, lo primero que debes hacer si planeas viajar es informarte según el destino y en base a tu lugar de origen.
Les recomendamos utilizar fuentes oficiales, confiables y actualizadas sobre restricciones y requisitos para viajar a otro país durante la pandemia de COVID:

Lo mejor siempre es la web oficial del Ministerio de Relaciones exteriores o de turismo del país al que van a visitar. Pueden encontrar estos sitios ingresando en Google: «Pais + Ministerio de relaciones exteriores + COVID» o simplemente «COVID travel updates+ Pais»
En el sitio oficial de la OMS también se encuentra información actualizada y global sobre la situación del virus.

Protocolos para viajar durante la pandemia de COVID

Por un tiempo largo tendremos que acostumbrarnos a los tapabocas, el alcohol en gel, a que nos apunten con un termómetro al ingresar a cada lugar y a hacer filas con distancias establecidas. Les contamos algunas nuevas modalidades que se han aplicado:

Restricciones y protocolos en Aéreos

Las aerolíneas han tomado algunas medidas preventivas en común, como el uso de barbijo durante el vuelo, la sanitización de manos constante, reducción de contacto físico en aduanas y comida envasada como menú a bordo.
Algunas aerolíneas bloquean la venta del asiento intermedio para asegurarse el distanciamiento y extreman la sanitización entre vuelos.
Cada aerolínea en su sitio web específica los protocolos. Las cancelaciones ya no son tan comunes como al principio y las políticas de cambio dependen de cada empresa.
Los riesgos de contagiarse en un vuelo, según estudios realizados, es muy baja. Les recomendamos leer esta nota con información detallada sobre riesgos de viajar en avion en tiempos de COVID.

Hoteles, Airbnb y otros alojamientos durante la pandemia COVID

Muchos hospedajes se vieron forzados a cerrar o limitar su capacidad. Siempre respetando el protocolo de desinfección y limitando sus servicios y facilidades.
Desayuno en la habitación en vez de buffet en salón compartido, pileta con turno previo y políticas de devolución y cancelación flexible son algunas de las adaptaciones.
Las grandes cadenas hoteleras y algunos hostel disponen en sus sitios web de la información sobre protocolo actualizada. Les sugerimos ingresar al sitio correspondiente para informarse de las medidas tomadas.
Para quienes elijan Airbnb como opción de hospedaje pueden visitar este sitio para informarse sobre las políticas.

Circulación y permisos durante COVID 19

App para circular durante la pandemia en Argentina

Durante los 4 meses de viaje por tierra en Argentina, nos pararon pocas veces en la ruta. Ingresando a Esquel, Chubut y atravesado la provincia de San Luis. En ambos casos nos pidieron el permiso de circulación turístico el cuál tramitamos online antes de salir.
En nuestro país (Argentina) es requisito descargar esta aplicación para circular durante la pandemia del COVID-19. La App Cuidar fue lanzada por el ministerio de salud y se actualiza constantemente para regular el tránsito, las vacaciones y otras actividades en el país.

Los permisos se van actualizando y cambiando con frecuencia así que lo mejor es estar actualizados desde su sitio oficial.

Pasaporte de vacunación COVID

A la fecha de escribir esta nota se está evaluando en Estados Unidos y Europa un documento que pruebe la inmunización en forma de pasaporte.
Podría ser en forma de una aplicación de teléfono inteligente o un certificado escrito. Contarían con un código QR y permitiría la libre circulación al menos entre los estados miembro.

Documentación digital y online

Toda superficie es considerada un riesgo, evitar el mínimo contacto es hoy la prioridad en muchos establecimientos.
Reservas online, tarjetas de crédito sin contacto o smartcards, pagos QR y documentación digital será desde ahora el nuevo objetivo.
Un beneficio para todos, excepto para los más grandes que sin duda necesitarán del apoyo tecnológico de sus nietos.

Nuestro vijae durante la pandemia de COVID

Nuestros principales destinos elegidos fueron en la naturaleza. Parques nacionales, playas desérticas y pueblos pequeños. Excepto Bariloche y alguna que otra ciudad de paso, evitamos lugares con alta concurrencia. Las atracciones fueron ríos, lagos, volcanes, playas y montañas.

Viajamos en baja temporada y nos hospedamos siempre en nuestra casa rodante, que tiene baño con ducha, cocina y hasta estufa para cuando hace frío.
A nuestro hijo le hemos enseñado desde siempre a no tocar lo que no es necesario, tratando de evitar un foco importante de bacterias. La higiene de sus manos y las nuestras fue también siempre un tema considerado.
El 95% de las veces cocinamos nuestra comida y evitamos visitar restaurantes. Si lo hicimos fue sentados afuera.
Nuestra dieta estuvo en todo momento balanceada, siendo incluso éste el gasto mas alto del viaje. Priorizamos la salud antes que la economía e invertimos en alimentos con Vitamina C, cereales, frutas y verduras.

Nos contagiamos de COVID-19 viajando?


Hasta donde sabemos nunca nos contagiamos el virus, incluso los 9 meses de cuarentena estricta en Buenos Aires durante la primera ola. Nunca tuvimos síntomas y siempre nos cuidamos, aunque nunca de manera extremista.

Siempre priorizamos nuestra salud mental al mismo nivel que la salud física y por ello tratamos de hacer actividades que no nos sumerjan en la depresión del encierro.
Salíamos a caminar mucho (con Panchi nuestra perra como excusa), buscábamos momentos a solas y nos focalizamos en no volvernos paranoicos ni psicosomáticos.

Consejos para viajar en tiempos de COVID

El destino

Si el motivo del viaje es turístico, nuestra recomendación es viajar local. Nosotros desde Argentina decidimos recorrer la Patagonia en casa rodante. No solo disfrutamos de las bellezas naturales de nuestro país sino que además contribuimos a la reconstrucción de la industria del turismo.
Si viajas por placer o compromisos al exterior te sugerimos en primer lugar chequear el número de casos y restricciones internas y de turismo.
Mas arriba te contamos cómo buscar en Google la situación sanitaria de cada país.

Viajar con seguro médico con cobertura por COVID

Muchos de los seguros de viaje no cubrían hasta hace poco internaciones o medicamentos por contagio de COVID en tiempo de Pandemia, especialmente si su ministerio ha sugerido no visitarlos. Hoy día muchas aseguradoras han adaptado sus políticas. Lee bien los apartados del contrato y asegúrate que tu cobertura incluya COVID19 (Coronavirus).
Una internación o urgencia en otro país puede costarte mucho más que el viaje en si mismo. Podes encontrar aquí el seguro de viaje con cobertura COVID.

Cuarentena y test PCR para viajar

En algunos países te piden 14 días de cuarentena desde tu arribo o hasta en tu regreso, así que considera esta info para tu viaje, calendario y destino.

El test de PCR también es obligatorio en algunas fronteras por lo que también deberías considerarlo en tu agenda y tu presupuesto.
En algunos países como Camboya te exigen un depósito en dólares (USD2000) por eventuales gastos en tu persona.

Agenda y reservas

Muchas actividades, como Disney World, piden a sus visitantes que reserven previamente su ticket. Al igual que bares y restaurantes, muchos abren las puertas solo a quienes tengan cita agendada.
Nosotros somos el tipo de viajeros que le gusta ir sin plan, fecha ni reserva, pero si tu interés por alguna atracción o lugar es inamovible te recomendamos averiguar y agendar. La clave del futuro viajero va a ser «Viajar con una agenda planificada«.

Con cuánta anticipación debo reservar mi viaje?

Al momento de escribir esta nota la situación sigue constantemente cambiando. Tanto en el exterior como en Argentina las medidas se toman de un día para el otro.
En mi opinión, reservaría todo lo más cerca a la fecha del viaje posible. Máximo 2 semanas antes. Hoy día hay muchas ofertas para fomentar el turismo.


Tanto en origen como destino hay que asegurarse poder hacerse el test PCR, no solo por si el país te lo exige sino también para cumplir tu rol responsable y asegurarte de no traer el virus, tal vez de manera asintomática.

Las mejores opciones para viajar en tiempos de COVID

Este virus nos volvió un poco locos a todos, pero querer vacacionar aislado y sin gente no suena a tanta locura.La industria de las casas rodantes, los glamping y hoteles boutique son ahora la tendencia, porque la gente busca experiencias menos concurridas.

Mucho antes de esta pandemia nuestra primera opción de viaje era hacerlo en RV, motorhome, autocaravana, casa rodante o furgoneta. Hoy después de 10 años de haberlo hecho por primera vez, volvemos a elegir este estilo de viaje.

Algunos de los beneficios que tiene viajar en casa rodante durante la pandemia de COVID son:

  • Tu propia casa a dónde sea que vayas. No debes preocuparte por la sanitización de una habitación o espacios comunes.
  • Tenes tu baño y ducha propia garantizan la limpieza (según el vehículo que tengas).
  • Los lugares de acampe (cámping pagos, agrestes o wild camp) son espacios abiertos y ventilados donde además podes compartir tiempo seguro con otros viajeros.
  • No tenes que preocuparte por reservas, cancelaciones ni vuelos.
  • Podes cocinar dentro de tu casa y evitar restaurantes todos los días.
  • Tu agenda es mucho mas flexible.

Si estas pensando en probar este estilo de viaje te sugerimos leer esta nota sobre «Comprar o Alquilar una casa rodante» para ayudarte con la decisión.

Es muy difícil no sentirse abrumado por los desastres que este virus apareja, como negocios en banca rota, familias incompetas y problemas de salud de los que desconocemos su influencia. Pero en toda crisis hay oportunidad y debemos aferrarnos al lado positivo.

Este virus nos ha demostrado que es posible cambiar y que se puede hacer rápidamente.

Es un punto de inflexión y de partida para generar un cambio. Tiempo de mejorar nuestros hábitos con el medioambiente y con nosotros mismos. Es momento de recalcular el estilo de vida que llevábamos y poner el foco en la vida misma.

Golondrinos

Mantengamonos inspirados e informados mientras atravesamos juntos estas épocas de incertidumbre y pandemia.

Si te interesa la vida como Nómadas digitales te invitamos a nuestra sección de notas sobre trabajar y viajar. Y si queres viajar el mundo desde casa junto a nuestra familia viajera Aquí te compartimos algunas aventuras.

viajeros vagamundos vagabonding

Hay muchos tipos de viajeros, hoy nos consideramos Vagamundos. Hemos sido y conocido muchos estilos: Hay quienes lo hacen con agencias y todo planificado, otros sin ruta o viajeros de lujo y otros low cost. Algunos prefieren ciudad, otros naturaleza y habrá quienes busquen cultura, o todo eso junto. hay viajeros que buscan encontrarse, conocerse o inspirarse. Viajeros solitarios, turistas, de largo plazo o trotamundos… así podríamos extendemos en una infinita lista de tipos de viajeros.
A nosotros nos cuesta enmarcarnos en una sola categoría y decidimos hacerlo dentro del término «Vagabonding», basados en la definición del Libro de Rolf Potts que lleva ese mismo título.

Qué es un tipo de viajero Vagamundo?

Resumiendo (mucho) esta actitud frente a la vida un «vagabundo o vagamundo» seríamos quienes viajamos por cierta cantidad de tiempo bajo nuestros propios términos. Aquellos que tenemos un interés genuino en conocer lugares, personas y culturas que nos hacen exploradores reales del mundo.

Y principalmente el tipo de viajero Vagamundo somos aquellos que le damos la mayor importancia al tiempo y como elegimos usarlo. Porque todos disponemos del tiempo, solo hay que decidir en que lo invertimos.
No sé trata de armar valijas y salir, se trata de aprender, resignar confort, enfrentar miedos y alterar hábitos que involucran además sacrificios que no son para todo el mundo.

Somos los que aprovechamos la era de la información para incrementar nuestras opciones y no nuestras poseciones.

Poque cuánto más asociamos el dinero con la vida más nos convencemos que somos demasiado pobres para comprar nuestra libertad. Cuánto más nos anclamos a una casa, una profesión o a un estilo de vida más usamos el futuro como una excusa para seguir posponiendo nuestros sueños y terminamos perdiendo la mejor etapa de nuestras vidas juntando dinero para ganar una supuesta libertad futura.

No hay edad, ahorro, situación o trabajo perfecto para ser un vagamundo, solo el real deseo de serlo.

Alguien más se siente identificado?

Si querés leer nuestras aventuras por el mundo podes hacerlo AQUI