Viajamos por el mundo hace 15 años. Nos movemos despacio, en casa rodante, como mochileros o como sea.

Recorremos destinos turísticos y lugares infrecuentados. Exploramos, crecemos y disfrutamos la simpleza de la vida en familia, con un hijo, embarazados y una perra adoptada.

Quienes somos?

Ciudadanos del mundo & Profetas viajeros podrían definirnos…. Somos una familia argentina y conformamos Golondrinos con el propósito de profesar un estilo de vida simple, en conexión con la naturaleza y concordancia con los sueños y propósitos personales de cada uno.

Viajamos en pareja hace más de 15 años y hoy con un hijo pequeño buscamos un balance vida/trabajo que nos permita seguir en movimiento. Ahora desde Argentina construimos nuestra tercer casa rodante para recorrer (el mundo?) en familia.

Recorreremos en imágenes e historias los paisajes transitados…los llevaremos a volar por China, India, Myanmar y otros países de Asia; atravesaremos Nueva Zelanda y Australia de punta a punta en Casa Rodante, les mostraremos Europa, Centro y Sud América con ojos de mochileros en búsqueda de intercambio cultural, y los transportaremos por Argentina en nuestra Mercedes Sprinter convertida en Motorhome.

Porque si dejas afuera tus miedos habrá más lugar para tus sueños. Gran parte de lo que queremos está allí afuera y vale la pena perderse para volverse a encontrar.

Nosotros, familia golondrinos
Papá Franco

Papá Franco

Aventurero, arriesgado, extrovertido, emprendedor, sociable e inteligente. Muy fácil de querer. Capaz de resolver cualquier problema sin estresarse.

En la familia conocido como «El tío Hippie»

De título: Ingeniero en Sistemas de la UTN

De oficio: El mejor papá de nuestro mundo. Emprendedor en busca de cumplir sus sueños, solucionador de cualquier problema sin estresarse.

Nacido en la ciudad de Chacabuco, Buenos Aires, Argentina.

Mamá Sabrina + bebé en camino

«Sachu» para los amigos.

Desde que soy chica busco la respuesta a “Qué quiero hacer?” y aunque me licencié en la universidad, estudié variedad de carreras y trabajé en muchísimos rubros, nunca encontré la respuesta. Lo único cierto fue siempre “Que tipo de vida quiero tener”.

Nunca me sentí cómoda dentro del molde propuesto por el sistema que me indicaba: Estudiar> Graduarse > Trabajar >Jubilarse. Demoré casi 10 años en entender lo que quiero y es precisamente lo que estoy haciendo ahora. Convertirme en Nómade digital, viajar por el mundo y vivir libremente.

No tengo prejuicios y si aparecen me gusta romperlos. Me motiva la multiculturalidad y mi misión es abrirle la cabeza al mundo.

Título: Lic. en Relaciones Públicas, Organizadora de eventos y Diseñadora gráfica.

Oficio: Mamá, emprendedora, escritora y soñadora.

Porteña de nacimiento, ciudadana del mundo.

Creo en el poder de las mujeres. Me motiva la naturaleza, la libertad y mi familia.

mamá emprendedora
Tiziano Tato en skate

Tiziano

Nunca lo llamen Tiziano! El dice que se llama «Tato» y así se lo conoce.

Nacido en Buenos Aires en 2018. Es la mezcla perfecta de mamá y papá… tímido pero arriesgado, introvertido pero curioso. Ama los animales, sobre todo las vacas y los chanchos. Es muy inteligente, se prende en todas y es el mejor compañero de aventuras.

Se sabe casi todos los países del mapa y las características de los lugares. Se emociona cuando salimos de paseo, Su felicidad máxima es junto a mamá y papá explorando el mundo.

Le gusta el helado de dulce de leche y chocolate.

Color preferido: Azul

Panchana Lama

Alias «Panchi»* Perra adoptada, negra y fina…Nos dijeron que sería pequeña, resultó ser un pony.

le gusta el agua siempre que esté sucia. Ama a los niños, es buenaza y cordobesa. La adoptamos en La Falda cuando vivimos allí un año durante 2016.

Ladra muy fuerte y asusta a la gente antes de darle besos. Duerme en la cama. Roba comida! Si la ven escondan sus provisiones, es muy astuta!

* Su nombre proviene del Panchen Lama por nuestra búsqueda de la «perra elegida» que al fin encontramos. El Panchen Lama es la segunda autoridad religiosa más importante en el Tíbet. Desaparecido a los 5 años de edad, secuestrado por China. Es el preso político más joven del mundo. Hoy día los Tibetanos lo siguen buscando y exigen su reaparición.

Viaja con nosotros casi siempre, aunque a veces se queda en el spa de la abuela que la malcría.

Perra adoptada Panchi